lunes, 9 de noviembre de 2009

AMOR AMARGO


Vivo de mi pensamiento.

Cuando llueve en la tarde

brota una fuente de belleza

y, desecho la amargura.

Recuerdos tus palabras envueltas en deseos,

soñando en volver con la luz de la luna.

El rocío abrazó mi amor amargo.

Nadie elige su destino;

son rayas de la vida.

Peregrinare con la concha de dulzura

en mi sensible corazón.


Ángela Paduraru

30- sepbre-2009

1 comentario: